La industria delivery, el futuro a un clic

delivery

Las¬†compras a domicilio¬†han experimentado una tendencia al alza en los √ļltimos a√Īos. Tanto es as√≠ que tan solo el a√Īo pasado, la industria delivery aument√≥ su margen de clientes en casi un 30%, un crecimiento exponencial que ahora m√°s que nunca se est√° haciendo patente.

Desde que el COVID-19 dejó de ser un virus que ponía en peligro a habitantes de Asia y se convirtió en una amenaza mundial, una considerable multitud comenzó a realizar sus encargos a través de aplicaciones delivery con la finalidad de evitar las aglomeraciones.

Tanto fue así que empresas como Pedidos Ya podrían categorizarse ya no solamente como las sustitutas de los restaurantes sino la actual alternativa a los supermercados.

Un modelo de negocio que en sus inicios tuvo una gran cantidad de detractores debido a la desconfianza frente a servicios que no son plenamente palpables se ha convertido en el salvavidas en tiempos de incertidumbre y miedo.

Especialmente en el caso de grupos de riesgo que no se pueden permitir salir de casa bajo ning√ļn concepto, estos servicios est√°n resultando esenciales. M√°s a√ļn cuando estas empresas cuentan ya con un protocolo impecable de sanitizaci√≥n que garantiza la seguridad de¬†clientes y repartidores.

Hasta acá quedó más que demostrada la función tan importante que están cumpliendo las empresas de reparto a domicilio y los beneficios que están obteniendo a partir del crecimiento de la proporción y la frecuencia de los pedidos, pero por si esto no fuese poco, la industria delivery está aportando un impulso a la economía.

De normal, esta industria contribu√≠a al PIB del pa√≠s en un 30% y a la tasa de empleo en un 20%. Dada la situaci√≥n actual, se est√°n reforzando los servicios mediante la ampliaci√≥n de personal, lo que contribuye a que la poblaci√≥n activa no quede en paro. Del mismo modo, las transacciones ayudan a que la econom√≠a no se estanque y al refuerzo del¬†sector de la restauraci√≥n¬†que aunque no pueda atender a sus clientes presencialmente contin√ļa trabajando de puertas para adentro para que los clientes reciban sus pedidos impecables como de costumbre.

En su labor imprescindible, el delivery garantiza que no se produzcan aglomeraciones excesivas en las grandes superficies, de modo que favorece el control de los contagios, una medida que aunque indirecta ayuda a que el sector sanitario no se sature como está ocurriendo en otros países como Italia.

Lo esperable de todo esto, es que una industria que de forma natural se estaba normalizando en todos los hogares y puestos de trabajo, termine de ocupar su merecido hueco una vez que se haya hecho frente a la epidemia.

En una sociedad cada vez m√°s poblada dado el aumento de la esperanza de vida es l√≥gico pensar que la transmisi√≥n de enfermedades sea inevitable, de tal forma que el COVID-19 podr√≠a ser visto como una ense√Īanza de c√≥mo actuar frente a potenciales pat√≥genos. Bajo este pensamiento, no ir√≠a desencaminado afirmar que la industria delivery terminar√° conform√°ndose como¬†el modo m√°s seguro¬†y usual de culminar el proceso oferta-demanda.

A fin de cuentas, la eficacia y adecuación de estos servicios es lo más cercano a los servicios previstos para el futuro. Un futuro tan próximo como hacer clic sobre un botón.

(Visited 20 times, 2 visits today)
Puntuación
[Total: 0 Valoración: 0 de 5]

Agregar un comentario

Su direcci√≥n de correo no se har√° p√ļblico. Los campos requeridos est√°n marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.