Dropshipping: Qué es y cómo sacarle el máximo partido

El dropshipping es un modelo de negocio basado en la venta a través de internet de productos que no se poseen en stock y que hacemos llegar al comprador haciendo de intermediarios con el fabricante, siendo este último el que lo envía al cliente.

Sin duda una nueva forma de entender el comercio online que hace que ha allanado el camino a todos aquellos que desean abrir su tienda en línea, al no tener que disponer de los productos que vendemos y realizar únicamente compras de productos de los que no disponemos físicamente bajo demanda.

Lo primero que se debe hacer antes de abrir un e-commerce de este tipo es realizar un estudio de mercado para conocer qué fabricantes o mayoristas existen y con quiénes podríamos llegar a acuerdos. En segundo lugar, trabajar en la adecuación de nuestra tienda online para enlazar desde nuestro portal los productos con el proveedor de los mismos.

De esta forma, cualquier cliente que acceda a la compra de un producto de nuestro proveedor, generará una orden de compra que este, tras comprobar de qué se trata, se encargará de preparar y enviar para que al cliente le llegue en tiempo y forma.

Dropshipping: beneficios y márgenes

La forma de ganar dinero a través de un portal de comercio electrónico a través de la fórmula del dropshipping llega mediante el cobro de comisiones sobre el precio del fabricante. En cuanto a los márgenes de beneficio, estos varían enormemente entre los distintos mayoristas, si bien lo habitual que es en ningún caso superen el 10%.

Todo ello sin necesidad de preocuparse por posicionar sus propios productos, el almacén o los envíos, lo que alivia de una enorme carga de trabajo a los propietarios de este tipo de comercios electrónicos en los que, más allá de alguna gestión de intermediación entre clientes y propietarios, hay poco más que hacer en relación al área comercial.

Porque donde sí tiene que dedicar gran parte de sus esfuerzos el propietario de una web de este tipo es posicionando su página web, ya que para conseguir que compren productos a terceros a través de una nuestra web debemos gozar de un mejor posicionamiento web que el proveedor o que otros dropshippers, lo que no resulta nada sencillo. Incluso hay empresas que pueden buscar proveedors y productos para ti como Oberlo.es.

Esa es la razón por la que cada vez más dropshippers apuestan por contratar los servicios de un profesional del posicionamiento orgánico de webs (SEO) donde a través del trabajo estructural del portal y de la creación constante de contenidos originales y de interés para el público objetivo al que nos dirigimos, la tienda en línea vaya ganando autoridad y, a la postre, posiciones en las páginas de resultados de los principales buscadores.

En resumen, con una una baja inversión inicial, apenas gastos fijos, sin necesidad de contrataciones, un buen trabajo SEO, un constante estudio de la competencia y el compromiso de la mejor atención al cliente podremos vender cualquier producto del mundo a través de una tienda online haciendo las veces de intermediarios entre fabricantes y clientes consiguiendo a cambio un beneficio por cada transacción.

Compártelo:
error0
Puntuación
[Total: 1 Valoración: 5 de 5]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.