Los mayores pelotazos firmados por startups españolas

Cada vez son más startup las que alzan el vuelo en España y con mayor proyección internacional. Antes que ellas, otras, pioneras en nuestro país, consiguieron abrir el camino a través de enormes ideas que les supusieron, tras sus primeras rondas de financiación y su posterior desarrollo, su venta por cuantiosas cantidades. Vamos a ver algunos ejemplos de ellas.

Uno de los ejemplos más notables fue el de Ticketbis, el portal de venta de entradas a eventos fundado en el País Vasco de la mano de dos ex empleados del banco Morgan Stanley en 2009 y que en su primera ronda de financiación ya consiguiera 400.000 euros. Después de ponerse en marcha y revelarse como uno de los portales de venta de entradas mejor posicionados y mejor valorados fue adquirida por el gigante del comercio electrónico estadounidense Ebay por nada más y nada menos que 150 millones de euros.

Tampoco le fue nada mal a los creadores de Privalia, el portal de venta de ropa, calzado y complementos de marca en versión outlet. Tal ha sido el éxito de esta idea española que, el pasado año, uno de sus grandes competidores, como es el proyecto francés de Vente-Privee, decidía adquirir esta startup por la friolera de 500 millones de euros.

Algo más fue lo que pagó en el año 2000, poco después de su nacimiento, la operadora alemana Deutsche Telekom por hacerse con el buscador, los foros y las cuentas de correo que integraban Ya.com. Concretamente la cantidad que los teutones acabaron pagando por este site fue de 550 millones de euros.

Por esa misma época eresMAS era comprado por Wanadoo a cambio de 255 milllones de euros que irían a parar a las arcas del grupo español Auna. Su objetivo de plantar cara a Terra, en manos de Telefónica, no acabó de completarse nunca.

Qué decir de Infojobs surgida a las faldas del grupo patrio Anuntis y que, a través de una ampliación de capital, con una inyección de la empresa noruega Schibsted de 30 millones de euros supuso un aumento del valor de las acciones por encima de los 185 millones de euros.

El último de los casos que vamos a analizar aquí es el de Ola internet quien fue adquirido por la empresa de material de oficina y papelería Picking Pack a cambio de 180 millones de euros en el año 2000. Otro de los pelotazos de principio de siglo que siguen analizándose en las facultades universitarias.

España por fin saca la cabeza como gran productora de talento tecnológico

Casos como estas hay muchos dado que cada vez son más las statups españolas que se erigen como proyectos empresariales con una enorme proyeccción internacional a corto, medio y largo plazo provocando desembolsos que hacen estremecerse a la mayoría de los mortales. Después de mucho tiempo mirando a lo lejos parece que por fin España empieza a asomar la cabeza como gran portencia mundial de talento tecnológico. La cantidad de startups exitosas ‘Made In Spain’ que se multiplican en los laboratorios y lanzaderas de todo el mundo así lo corroboran.

Compartir:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.