Google declara la guerra a los bloqueadores de anuncios

Google ha decidido que no todo vale. La multiplicación en los últimos tiempos de los conocidos como bloqueadores de anuncios, que van en contra del modelo de negocio de la multinacional estadounidense con sede en Mountain View, lo van a tener mucho más negro de ahora en adelante.

Algo que ya conocen de cerca en AdNauseam, una de las aplicaciones web disponibles en la Google Store de Chrome que denuncia el cada vez mayor bombardeo publicitario en los distintos portales web al que estamos asistiendo proporcionando uno de los sistemas más reestrictivos con los anuncios que hasta ahora había en el mercado.

Y decimos había porque AdNauseam ya no se puede encontrar en la tienda de Google donde se podía adquirir gratuitamente hasta ahora para ser agregada como una de las extensiones de Google Chrome impidiendo todo anuncio publicitario.

La razón que Chrome ha esgrimido es que AdNauseam no sólo bloqueaba todos los anuncios que aparecían en los distintos portales como siguen realizando a día de hoy AdBlock y otros bloqueadores publicitarios al uso, sino que también impedía el acceso a todas las páginas publicitarias que se encuentran durante la navegación.

Según uno de los creadores de esta herramienta, el señor Zer-Aviv, su extensión sólo “trata de demostrar que esta falta de respeto hostil de la privacidad en línea será enfrentada con hostilidad por parte de los usuarios”, siendo seguidos, controlados y perseguidos por los distintos anunciantes durante “varias semanas y a través de otros dispositivos”, cada vez que intentamos realizar una compra en internet, y más allá de si esta es completada o no.

Cabe poner de manifiesto que Google, que indexa 60 billones de nuevas páginas al mes, ingresa anualmente 75.000 millones de dólares en conceptos publicitarios teniendo un total de 65.000 trabajadores a su cargo en todo el mundo, siendo uno de sus principales caballos de batalla la lucha contra la desaparición de bloqueadores de publicidad que le impiden seguir creciendo.

Por contra, como dato curioso, contaban nuestros compañeros de Consumerist, que AdNauseam es un proyecto universitario sin ánimo de lucro, es decir, que no tiene como intención lucrarse a través de su puesta en marcha y libre disposición en la red de redes, con tan solo tres colaboradores: Un profesor de Universidad, un programador informático y un diseñador gráfico.

Google seguirá permitiendo los bloqueadores… por ahora

Hay que subrayar al respecto de esta noticia, y del anuncio del bloqueo de Google Chrome al bloqueador de anuncios AdNauseam, que de momento el mayor buscador de todo el mundo no tiene previsto sacar de su tienda ninguno del resto de bloqueadores.

Ya sea porque estos todavía no acaban de interferir de manera notoria en su modelo, por haberse erigido como una de las empresas más ‘friendly’ del mundo con sus trabajadores y al servicio de sus usuarios o por el conflicto que podría desencadenar contra la libertad de actuación de los programadores que trabajan en Google y otros usuarios de esta empresa, lo cierto es que por ahora los bloqueadores seguirán haciendo su faena.

Compartir:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.